29.12.2017
Housell
La demanda inmobiliaria ha aumentado en los últimos años, sobre todo en ciertas zonas de la capital madrileña. La rehabilitación urbana ha supuesto una revolución en los barrios más emblemáticos de la capital. Barrios tradicionales que son víctima de una transformación, convirtiéndose en escaparates de las redes sociales, guardilla de muchas firmas y colectivos, o puntos estratégicos dentro de las rutas turísticas más solicitadas.

Chamberí. La eterna zona de moda entre la aristocracia

Una de las zonas céntricas preferidas por algunos aristócratas y grandes empresarios como Juan Abelló, José María Aristrain, o la Princesa Nora de Liechtenstein. Compuesto por señoriales edificios y un estilo arquitectónico único, tiene construcciones de influencia modernista, como la Estación de Servicio de Vallehermoso, la Casa de las Flores o el antiguo Hospital de Maudes. Para deleitar al paladar, la zona cuenta con tabernas tradicionales de azulejos y barras de acero donde tomar el vermut. Además de sus zonas colindantes, donde disfrutar de la última actualidad gastronómica como la calle Ponzano, o los alrededores de la Plaza Olavide. Sello de la cultura tradicional madrileña, el barrio acoge algunos de los mejores teatros como los del Canal, los Luchana o el Abadía; sin olvidar algunos museos como el Sorolla o el Geominero. barrios moda MadridFoto: Peter Lawicki

Lavapiés / Embajadores. Cocktail de culturas y tradiciones

Es conocido como el barrio de las tradiciones y las fiestas dada la fusión de razas que conviven en esta zona. Lavapiés concentra una amplia diversidad de edades, culturas y tradiciones entres sus habitantes. Destacado por su gran cantidad de asociaciones vecinales y centros autogestionados del centro de la capital. Los restaurantes y terrazas que invaden la zona se mezclan entre la diversidad de establecimientos de diferentes culturas; concentrados en la calle Argumosa y la propia calle Lavapiés. Entre sus fiestas y actividades culturales destacan las fiestas de San Lorenzo, donde la gente de toda la capital acude para disfrutar de conciertos gratuitos, concursos y bailes tradicionales. Y no podemos olvidar la meca de los artistas, la calle Doctor Fourquet, una colindante en la que en tan solo 500 metros se concentran más de 15 galerías de arte. barrios moda MadridFoto: Chris Lawton

Usera. El “Chinatown” de la capital

Reconocido por la plataforma Airbnb como uno de los 17 “barrios top” del mundo, Usera se ha convertido en uno de los principales barrios de moda de la capital. Entre otras cosas, por su su amplia cantidad de zonas verdes alejadas de la muchedumbre del centro. Conocida como el “Chinatown” de la capital, se encuentra en la otra orilla del río Manzanares, antes de Matadero. El barrio chino ha revalorizado su terreno tras su última construcción: el centro comercial Plaza Río 2. Usera nos traslada en vuelo directo a la china tradicional, con una amplia oferta gastronómica como Casa Jinlai, Hualong Meishi o el Royal Cantonés. barrios moda MadridFoto: Jay Ma

La Latina. Perfecta para el vermut del domingo

Se trata de la zona de Madrid más antigua y tradicional, a pesar de haberse popularizado en los últimos años. Se ha convertido en el punto de encuentro los fines de semana para tomar cañas, tapas, vermut o mojitos en la Cava Baja y la Cava Alta. Aunque en los últimos años se ha convertido en uno de los barrios más deseados para vivir, La Latina sigue manteniendo su deje y tradición en la apariencia de sus calles, pequeñas iglesias distribuidas, restos de murallas, etc. El sentimiento festivo es otra de las características que merecen la pena de este barrio, llenando de gente las plazas de la Cebada, la Paja, o el Humilladero. La verbena de la Paloma y las fiestas locales de San Isidro deleitan a sus vecinos con conciertos gratuitos, concursos de chotis, etc. barrios moda MadridFoto: Adam Jaime

Malasaña. El más hipster por excelencia

Considerado el barrio de las nuevas tendencias, Malasaña combina los restaurantes más vanguardistas con tiendas de segunda mano, bares tradicionales y mercados de toda la vida.  Además, el “barrio de los hipsters” también es popular por su amplia oferta de ocio nocturno, con pubs y salas para todos los gustos; desde los más metaleros hasta los nostálgicos de la movida. Sus plazas, como la del Dos de Mayo, también sustenta una gran oferta cultural en los días de mercadillo, una amplia carta gastronómica en sus calles colindantes y una posición privilegiada como punto de encuentro entre todos los vecinos del barrio. El arte urbano es otra de las características más significativas de la zona, pues los grafitis conviven con edificios antiguos, comercios, esquinas, etc. a modo de museo urbano al aire libre. barrios moda MadridFoto: Daria Tumanoba

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más informaciónpulsando aquí