19.05.2017
Housell

Si vas a vender una casa entonces te interesará este artículo. Vender una vivienda parece sencillo, pero hay muchos trámites, documentos y contratos que tenemos que tener en regla. Y los impuestos son otro "dolor de cabeza" que no podemos dejar de lado.

Vender una casa tiene efectos fiscales y tenemos que tenerlos presentes a la hora de presentar la declaración de la renta: Pagos de impuestos, exenciones si se trata de la vivienda habitual, etc.

Vende sin comisiones

Exención por la compra de otra vivienda

En este caso, si lo que hemos ingresado por la venta de nuestra vivienda habitual se invierte  en la compra de otra casa en el plazo de dos años, quedaremos libres de pagar impuestos.

Para ello, el vendedor deberá cumplimentar en la declaración de la renta 2016 los epígrafes G2 y G5 de las páginas 10 y 11 respectivamente. Estos epígrafes debemos rellenarlos si hemos vendido la casa en 2016 pero todavía no hemos comprado la nueva vivienda. Esta exención será total si se reinvierte el importe total de lo obtenido o un importe superior.

Ejemplo: Vendo mi casa por 150.000€ y compro otra por 150.000€ o un importe superior. Si compro por un precio inferior al de venta, tributo la parte proporcional. Por ejemplo, si compro una vivienda de 75.000€, tendré que tributar por la mitad de la plusvalía, ya que sólo reinvertí la mitad de lo ingresado.

Amortización del capital pendiente de la primer vivienda

Aunque lo más conveniente a efectos fiscales es el paso anterior, la realidad nos dice que la situación más común es que el vendedor de la casa amortice el capital pendiente de la hipoteca que solicitó para comprar la primera vivienda. En este caso, y una vez zanjada la deuda, la excensión por reinversión se aplicará de forma proporcional a la cantidad que resulte de restar lo ingresado por la venta del capital amortizado con el banco.

Ejemplo: Vendo mi casa por 150.000€. Amortizo el capital pendiente de la hipoteca (50.000€). La cantidad para reinvertir serán 100.000€. Tendré que pagar impuestos por la plusvalía correspondiente a esos 50.000€ restantes. A un tercio de lo ganado.

Condiciones:

Plazos

El plazo para poder disfrutar de esta exención es de dos años como máximo, desde la fecha de la venta de la casa a la fecha de la compra de la nueva vivienda habitual.

Vivienda (que vendemos) habitual

La vivienda habitual es aquella en la que se ha residido durante un plazo continuado de al menos tres años. También se aceptará como vivienda habitual en caso de fallecimiento del contribuyente o de circunstancias personales que exigen el cambio de domicilio, antes de que hayan pasado los tres años de rigor, como un matrimonio, un divorcio, un traslado laboral o la obtención del primer empleo.

Vivienda (que compramos) habitual

Para que la nueva casa sea considerada como vivienda habitual debe estar habitada por el comprador en un plazo de 12 meses, a contar desde la fecha de compra.

mayores de 65 años

Si el vendedor tiene más de 65 años la casa queda exenta de pagar impuestos, vaya a reinvertir lo ganado o no. Un beneficio que también se aplica a los contribuyentes en situación de dependencia severa o gran dependencia.   elegir precio vivienda   Fuente: Qué impuestos se pagan (o no) por la venta de la casa

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más informaciónpulsando aquí